Filipinos veganos y sin gluten ❤️

¿Y si os digo que estos filipinos son de lo mejorcito que he probado en mucho tiempo?

Son muy fáciles de hacer y el resultado es ¡espectacular!

Además no necesitan levadura, que vamos un poco escasos en esta época de cuarentena…

Como siempre os digo… que sea repostería casera y saludable no significa que podamos comerla sin medida. Saludable no es = a infinito.

Así que… filipinos sí. Vamos a disfrutarlos en su justa medida y después seguimos con nuestra alimentación saludable rica en frutas, verduras, legumbres y frutos secos.

¡Vamos a disfrutar cada bocado!

Con estas medidas nos salieron 13 filipinos.

Ingredientes para la galleta

100g de harina de avena (o cualquier harina que tengáis)

40g de dátiles en rama sin hueso remojados 10min en agua caliente

2 cucharadas soperas de aceite de coco

2 cucharadas de bebida de soja (o cualquier otra bebida vegetal)

Preparación de las galletas

Batir los dátiles con el aceite de coco y la bebida de soja hasta que quede una masa homogénea.

Añadir la harina y mezclar. Es una masa bastante dura, trabajadla con las manos hasta que esté todo integrado. Si la veis muy seca podéis añadir un poco más de bebida vegetal, pero… no os paséis, necesitamos que la masa quede crujiente (si la masa es demasiado líquida no lo estará).

Dejad la masa 30min en la nevera tapada en film.

Estirad la masa entre dos papeles de horno para que no se pegue con la ayuda de un rodillo. Dejadla gordita (tamaño filipinos) y cortadla con un cortador pequeño de galletas (si no tenéis podéis usar el tapón de una garrafa de agua).Una vez cortadas y puestas en la bandeja del horno podéis hacerle el agujerito. Podéis hacerlo con una boquilla de manga pastelera. Si no tenéis, podéis usar una pajita e ir clavando en el centro, después podéis ir abriendo un poco más el agujero con un palillo o brocheta (¡¡no demasiado grande!!).

Hornead vuestras galletas a 190ºC calor arriba y abajo unos 15 min, hasta que estén doradas.

Dejad enfriar.

La cobertura

Solo necesitáis 10 cuadraditos de chocolate 85% (o el que uséis en casa, mejor más del 70%) + 1 cucharada sopera de aceite de coco.

Derretid a fuego lento el chocolate troceado junto al aceite de coco hasta que esté totalmente fundido. Dejad atemperar un poco el chocolate. No lo pongáis muy caliente encima de las galletas si no perderéis el crujiente.

Para bañarlas:

Colocad las galletas frías y separadas entre sí encima de la rejilla del horno.

Colocad un plato debajo para ir aprovechando el chocolate que va cayendo de las galletas y poder repetir el proceso.

Bañad todas las galletas las veces necesarias hasta que el chocolate se termine y no queden huecos.

Dejad secar y enfriar a temperatura ambiente.

Una vez seco el chocolate ya las podéis disfrutar.

¡Espero que hagáis vuestros filipinos y me etiquetéis para poder verlos!

Silviarcnutri@hotmail.com

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s