Crackers sin gluten y versión pizza súper crujiente ¿Por qué nos gusta tanto lo crunchy?

Dicen que la necesidad agudiza el ingenio, y ¡es cierto!

Quería unos crackers saludables, sin gluten, ricos, que pudiera mojar en mi queso vegano, en el humus, en el guacamole, usarlo como tostada, fueran saciantes y encima… ¡crujientes! 😱 Y…aquí los tenéis.

¿Por qué nos gusta tanto el crunchy?

Hay varios estudios que nos dicen que comer sin prestar atención a los sonidos que produce la comida en la boca cuando la masticamos, hace que comamos más (por ejemplo cuando vemos la televisión, oímos música muy alta o estamos entretenidos en otras cosas mientras comemos). Es una de las razones por la que los alimentos crujientes son más saciantes, oímos su crujido y lo sentimos.

Charles Spencer dijo que “El sonido es el sabor olvidado”, y es cierto. No somos conscientes de cómo comemos, casi siempre con prisa y prestando poca atención.

Que nos guste tanto el “crujiente” de un alimento (seguramente) tiene su origen hace miles de años (en nuestra genética) . Cuanto más ruido hace un alimento cuando lo mordemos, más fresco es (o menos enfermedades puede provocar).

Pensad en una lechuga. Si está pocha no estará crujiente, si es fresca, sí. Lo mismo pasará con una zanahoria o con una manzana.

Los alimentos crujientes son más saciantes, prácticamente todos contienen fibra y además (al ser crujientes) los tenemos que masticar durante más tiempo (algo parecido pasa con un zumo de naranja y comer una naranja a mordiscos).

La industria lo sabe, por eso se han puesto de moda los productos “crunchy” :patatas, cereales, tostadas, galletas, chocolates etc (que no deberíais comer 😒)

Tenéis alimentos crunchy totalmente naturales como la fruta, los frutos secos, las hortalizas, las palomitas… y estos crackers.

Por suerte, los restaurantes también lo saben y hoy en día nos ofrecen verduras al dente, incomparables a las verduras pasadas de cocción.

Ingredientes para una bandeja de horno

Usaremos las cucharillas medidoras para las cantidades.

  • 3 cucharadas soperas de harina de arroz integral
  • 2 cucharadas soperas de harina de garbanzo
  • 2 cucharadas de harina de trigo sarraceno
  • 4 cucharadas soperas de agua
  • 2 cucharadas soperas de semillas de lino molido
  • 2 cucharadas soperas de semillas de sésamo
  • 2 cucharadas soperas de semillas de girasol
  • 2 cucharadas soperas de semillas de calabaza
  • 2 cucharadas soperas de copos de avena
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
  • ½ cucharadas de postre de sal
  • Extras: sal, especias (cúrcuma, pimentón picante, pimienta, curry, comino, orégano, no queso en polvo etc)

¿Algunos cambios?

  • Puedes intercambiar las harinas como quieras (mientras pongas 7 cucharadas en total).
  • Puedes sustituir la avena por harina (cualquiera de las arriba citadas).
  • Puedes usar la harina que más te guste. Por ejemplo, si tienes harina de espelta integral (y no eres celiaco) la puedes usar sin problema.
  • Puedes poner todas las pipas de calabaza o todas las pipas de girasol. A vuestro gusto.
  • Puedes añadir semillas de chía (yo lo hago siempre), solo tienes que quitar ingredientes y añadirla. Por ejemplo, añade 1 cucharada sopera de chía y sácala de avena o de sésamo.

Preparación

Poned todos los ingredientes en un bol y mezclad con las manos.

Formad una bola con la masa y ponedla entre dos papeles de horno.

Estirad con ayuda de un rodillo.

Deben quedar finos, las pipas harán de tope.

Sacad el papel de horno de arriba y espolvoread con un poco más de sal o las especias que hayáis decidido poner.

Cortadlo en porciones (más o menos grandes, al gusto). De esta manera cuando salgan del horno y se enfríen podréis sacar las porciones fácilmente.

Horneadlos a 200ºC calor arriba y abajo unos 15 min (hasta que estén doraditos).

Dejadlos enfríar y guardadlos en una lata o tupper hermético.

¡Qué los disfrutéis!

Convierte tu masa de crackers en una pizza súper crujiente

Sigue el procedimiento de arriba hasta marcar los crackers con el cuchillo (ten en cuenta que si cortas la masa una vez hecha la pizza será difícil que no se rompa al hacerlo). De esta manera, si marcas las porciones antes de hornear las separarás fácilmente. Puedes hacer porciones cuadradas, triangulares, rectangulares, redondas etc.

Hornea la masa y una vez dorada y separada en las porciones que habéis marcado, ya puedes decorarla con los ingredientes que más te gusten. Esta vez solo hará falta poner calor arriba porqué la masa ya está hecha.

Queda súper crujiente.En esta ocasión puse tomate frito en unas y hummus en otras de base,  por encima cebolla tierna, soja texturizada fina salteada, orégano, ajo molido y almendra molida.

Doblé ingredientes y me salieron 6 porciones como las que veis en el plato (podéis hacer la masa un poco más gruesa que para los crackers).

Otras masas de pizza saludables (y sin gluten):

Silviarcnutri@hotmail.com

Anuncios

4 comentarios en “Crackers sin gluten y versión pizza súper crujiente ¿Por qué nos gusta tanto lo crunchy?

  1. Lo acabo de probar, está buenísimo!! Muchas gracias!!! Aunque he tenido que poner más agua, quizás es porque no tengo cuchara medidora y utilizo una sopera normal. Gracias!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s