Alergia a las proteínas de leche de vaca (APLV)

alergia APLV proteinas vacaCon este post pretendo ayudar a los papas primerizos en APLV. Al principio es duro y nos preguntamos ¿Nuestro hijo no podrá comer nunca más lácteos? ¿Qué pasará cuando vaya a un cumpleaños? ¿Qué pasará cuando le ofrezcan algo que no puede probar? Aquí os doy algunos consejos y sobretodo la esperanza de que la APLV no suele ser para siempre.

¿Qué es la alergia a la leche de vaca (APLV)?

Es una reacción de nuestro organismo frente a las proteínas de la leche.

Pueden aparecer síntomas cutáneos (erupciones, urticaria), digestivos (vómitos, diarrea, hemorragia), dificultad respiratoria y anafilaxia.

A veces los síntomas son tan leves que no se relacionan con la toma de lácteos.

Hay dos clases de alergia

  • Alergia mediada por anticuerpos IgE o alergia clásica.

Tiende a dar urticaria y edema, síntomas respiratorios y anafilaxia. Es inmediata, entre pocos minutos y una hora tras tomar las PV.

  • Alergia no mediada por IgE, llamada a menudo intolerancia a las proteínas de leche de vaca.

Tiende a dar síntomas digestivos, con o sin dermatitis atópica. Es más lenta, tarda más de dos horas, a veces incluso días.

¿Por qué se produce la alergia a leche de vaca?

Las tres principales proteínas de la leche son la caseína, la alfa-lactoalbúmina y la beta-lactoglobulina. Están en la leche líquida y en todos sus derivados, pero no en la carne de vacuno.

Otro grupo son la seroalbúmina o albúmina sérica bovina, la lactoferrina, diversas inmunoglobulinas, entre otras. Estas últimas están en la leche y en la carne de vacuno.

Se puede tener alergia a una sola proteína o a varias. Si se tiene alergia a proteínas del segundo grupo, no se puede tomar leche, ni derivados, ni carne. Si la alergia es a cualquiera del primer grupo, pero no del segundo, no se puede tomar leche ni derivados, pero sí que se puede tomar carne, que es lo que pasa en la mayoría de los casos.

¿Cuándo se producen los primeros síntomas? ¿Es para siempre?

Alergia APLV proteina vacaLa APLV no se tiene desde el nacimiento, se desarrolla poco a poco y alcanza un nivel a partir del cual se manifiesta. Los síntomas suelen aparecen con introducción del biberón (a veces puede ocurrir con la lactancia)  produciendo dermatitis.

Este tipo de alergia suele desaparecer a los 2-4 años de edad (aunque depende del tipo). Las alergias sin IgE desaparecen antes que las alergias por IgE.

En principio, y hasta que se compruebe la tolerancia, se deben suprimir de la dieta las proteínas de la leche de vaca (queso, yogur, mantequilla, nata…).

También se deben excluir la leche de cabra y oveja, ya que sus proteínas son similares y pueden desencadenar la alergia.

Es importante que si el niño toma lactancia materna la madre siga las mismas pautas en su alimentación (no tomar proteínas lácteas).

Cuando el niño es lactante puede tomar lactancia materna o artificial (hidrolizados de proteínas, formulas elementales…)

En niños más mayores se puede sustituir la leche por bebidas vegetales enriquecidas con calcio (Lo importante será el calcio total de la dieta).

Lo mejor es que un Dietista-Nutricionista os guie y os de unas pautas adaptadas a vuestro caso.

La leche está oculta en diversos alimentos

Si sois o tenéis un familiar alérgico a las proteínas de la leche de vaca os recomiendo leer todos los etiquetados nutricionales sin excepción.

Pan, sopas preparadas, embutidos, margarinas, palitos de cangrejo… hay muchos alimentos que llevan trazas de leche en su composición.
Hay que tener especial cuidado cuando en el etiquetado pone: grasas animales, aromas, proteínas, caldo deshidratado… ya que pueden contener queso, leche, mantequilla…

Las proteínas de la leche pueden aparecer en el etiquetado de la siguiente manera:

Caseinato de sodio.
Caseinato de calcio.
Caseinato potásico.
Caseinato magnésico.
Hidrolizado proteico.
Caseína.
Suero láctico.
H4511 (caseinato cálcico).
H4512 (caseinato sódico).
Lactalbúmina.
Lactoglobulina.

En la panadería

Ante la duda, preguntad. Hay panes como el de Viena o bollería que pueden llevar proteínas lácticas.

Es importante ser estrictos, ya que pequeñas cantidades de proteína láctica pueden no producir síntomas pero sí retrasar la curación.

La APLV ¿se puede prevenir?

Si vuestros hijos tienen un riesgo atópico o alta probabilidad de padecer la alergia (por alergias/intolerancias anteriores o familiares) es recomendable seguir estos consejos:

  • Evitar el primer biberón de leche de fórmula en el hospital.
  • Mantener lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses.
  • Evitar llevar al niño a la guardería en lo medida de lo posible para evitar infecciones gastrointestinales.

Si no toma lácteos, ¿le faltará calcio? 

Si la dieta está bien planificada no tiene porqué tener carencia de calcio aunque no tome lácteos. Prueba de ello son los niños veganos (bien nutridos).

En caso de no cubrir los requerimientos de calcio se puede recurrir a los suplementos. 

En principio con los bebés no hay problemas porque o toman lactancia materna o una leche de fórmula adaptada. Más tarde bastará con hacer una dieta que contenga el calcio necesario.

Como mejorar la absorción de calcio

  • La vitamina D presente en pescados azules, yema de huevo, luz solar… ayudará a que el calcio se absorba más.
  • El ejercicio moderado hace que se absorba el calcio y si es al aire libre además os beneficiareis de la vitamina D.
  • El ácido oxálico presente en la remolacha, acelgas, espinacas, cacao en polvo hace que se absorba menos calcio.
  • La sal aumenta la excreción de calcio, por tanto se debe reducir el consumo.
  • Es buena idea comer una fruta de postre, ya que su ácido cítrico facilita la absorción de calcio.
  • Prescindir totalmente de los refrescos de cola y demás azucarados,  ya que provocarán una desmineralización de los huesos y no aportarán nada beneficioso a nuestra dieta.

 ¿Qué alimentos aportan calcio a parte de los lácteos?

      • Verduras sobre todo las de hoja verde como brécol, repollo, grelos, nabizas, apio, brócoli.
      • Algas. Entre las que destacan las hijiki, wakame, kombu y agar-agar.
      • Cereales integrales: Avena, arroz, cebada, trigo.
      • Los pseudo-cereales como la quínoa y el amaranto tienen un buen nivel de calcio.
      • Frutos secos: Almendras, avellanas, castañas, higos, pasas y cacahuetes.
      • Bebidas vegetales (enriquecidas): Bebidas de arroz, avena, soja, almendras, avellanas, sésamo o chufas.
      • Legumbres cocidas: Garbanzos, guisantes, judías blancas y pintas, habas, soja, lentejas.
      • Pescados azules: Las mejores fuentes son bacalao, caballa, salmón, sardinas, angulas, langostinos y arenques frescos. Sobretodo pescados pequeños que se puedan comer con espina (boquerones, sardinas…)
      • Semillas: Sésamo, girasol y calabaza.

Las semillas de sésamo proporcionan mucho calcio cuando están tostadas.
Lo podéis usar en muchos platos, por ejemplo añadido en ensaladas, en el pan hecho en casa, junto al pan rallado para empanar pollo/ pescado.
Los panes integrales con semillas de lino y sésamo también son muy buena opción.

      • Tofu (hecho con sulfato de calcio)  El que está hecho con cloruro de magnesio contiene menos calcio pero sigue teniendo una cantidad nada despreciable.

Tenéis marcas aptas en esta entrada.

Por último os dejo blogs donde podéis encontrar recetas sin lácteos, os pueden dar muchas ideas.

http://dulcesparatods.blogspot.com.es/ Repostería sin lácteos ni huevo

http://beginveganbegun.es/ Recetas veganas.

http://miasorellaevegmaiono.blogspot.it/. Esta en Italiano pero lo podéis traducir.

http://mimenusinleche.com/ Artículos, recetas…muy informativo.

“Esta entrada participa en la VI Edición del Carnaval de Nutrición, organizada por el Blog de Nutrición a las 6”

logo c14

Imágenes: mirwav, Pedro Reyna,  Oskee Von Velvet

Silviarcnutri@hotmail.com

Anuncios

2 comentarios en “Alergia a las proteínas de leche de vaca (APLV)

  1. Ya no hace falta aprenderse todos los nombres que esconden proteínas de leche de vaca. La nueva normativa obliga a un etiquetado riguroso. Si el producto contiene leche debe aparecer claramente LECHE escrito. El problema son las trazas que no son de obligada declaración. Hay empresas que etiquetan muy bien y sí las declararan pero al no ser obligatorio en los productos donde no aparece no sabes si es porque no lleva o porque no han querido ponerlas. Es una lotería…mi hijo reacciona a las trazas…
    Una mamá de un niño APLV y además nutricionista.

    Me gusta

    1. Hola Gema! Lo sé…es un post muy antiguo q hice en otro blog y lo pasé hace poco. Lo tengo q reciclar en cuanto tenga un minutín. Y sí, lo que cuentas de las trazas es una lotería…Mucho ánimo, al menos tu niño tiene mucha suerte de tener una mama nutri!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s